Trayectoria

luis novaresio

Para seguir caminando. Con el deseo inclaudicable. La utopía hace parir el deseo más potente. La utopía alimenta el deseo y lo convierte en acción.

Soy argentino de origen italiano. No me gusta decir que soy ítalo argentino porque a pesar de tener la doble ciudadanía gracias a mi padre piemontés, me siento un argentino orgulloso de haber nacido en Rosario, provincia de Santa Fe, un 17 de abril de 1964.

Estudié, cómo no, en la Dante Alighieri de mi ciudad tanto en el ciclo primario como en el secundario. Cuando tenía decidido ingresar a la Facultad de Periodismo, la dictadura del 76 degradó primero y luego cerró esa casa de estudios. Junto con Música se consideraba a esos institutos universitarios como peligrosos.

Estudié derecho casi por descarte. Nunca terminaré de agradecer la formación jurídica (que, de hecho, me permitió ganarme la vida ejerciendo de manera muy activa como abogado) porque me formó en la diversidad del modo de pensamiento y porque fue siempre una herramienta vital en el oficio de periodismo que empecé a ejercer mientras estudiaba.

Luego vinieron muchas experiencias de posgrado en derecho y comunicación, tanto en nuestro país como en el exterior.

Recorrí todo el escalafón de la actividad periodística. Empecé en Rosario, en Canal 3 de  TV cuando tenía 21 años como notero, cronista, redactor (entonces cortábamos cables de las teletipos) hasta llegar a presentar noticias en un mítico programa llamado DE 12 a 14. En las radios rosarinas trabajé en LT2, FM Vida, DM Latina, FM Río y tantos otros lugares.

Despunté el vicio de escribir como cronista free lance en Rosario 12 y en El Ciudadano, ambos de mi ciudad natal.

En 2005 empecé a colaborar con algunos diarios porteños y al final de ese año me incorporé como columnista de Hora Clave en la mesa conducida por Mariano Grondona. Hice este trabajo hasta 2009.

Empecé a viajar todos los fines de semana por la ruta 9, esperando el tren bala o el viejo ferrocarril que salía de Rosario Norte y llegaba a Retiro en 3 horas y pico. Todavía sigo esperando.

En 2010 Daniel Hadad me convocó para hacer los domingos a la mañana en Radio 10 y al año siguiente me instalé en Buenos Aires para conducir el regreso de 18 a 21 en la misma radio y el noticiero de segunda mañana de C5N.

Cuando esa empresa se vendió acepté la propuesta de conducir el segmento de 6 a 9 en Radio La red e incursionar en programas de noticias de A24. Hoy sigo con estos programas y otros en el Grupo América, y  además conduzco un segmento de InfobaeTV, de lunes a viernes.

Sigo escribiendo bastante, en infobae.com y los domingos en La Capital de Rosario.

Todo este trabajo, más material especialmente concebido para esta página, podrá repasarse con un clic en cada una de las secciones pensadas como modo de contar lo ocurrido y lo que puede venir.

El periodismo es eso: ser testigo privilegiado de lo que acontece relatado siempre, siempre, con mirada crítica.

El periodismo de actualidad de “buenas noticias” es apenas un camuflaje de la propaganda.

Bienvenidos a luisnovaresio.com.ar

Editorial-16 de Mayo de 2014

MEMORANDUM-IRAN

Hoy hay una Cámara Federal que indica que no estábamos tan equivocados los que decíamos que Irán no iba a colaborar, porque nunca colaboró y tampoco lo hizo.

Sigo creyendo que uno debe mirar a largo plazo, un país  funciona más o menos bien  cuando hay división de poderes y hay control de la legalidad.

Para  los argentinos, se ha instalado en la cultura que la ley es un obstáculo.

Cuando vos vivís en un país en donde  algo legal es un obstáculo y siempre hay que sortearlo, estás complicado.

Lo que acaba de decidir la Cámara Federal de Apelaciones para mi es importantísimo,  indicó que hay un debido proceso,  uno de los atentados más graves de la historia argentina tiene que ser juzgado en la argentina.

Y ¿por qué no pasó nada antes? Porque hay un país que se llama República Islámica de Irán que no entregó a las personas que fueron condenadas en ausencia para que declaren.

No es que los jueces actuaron peor o mejor en la Argentina, es que hay un país que se negó a someterse a la jurisdicción argentina.

Nosotros firmamos un acuerdo con este país que sistemáticamente violó la ley creyendo que la iba a cumplir, y ¿sabés que hizo Irán? No la cumplió, porque está en su naturaleza,  y eso,  sin contar,  que es un país que lapida a las mujeres, asesina a los homosexuales, encarcela a los opositores.

En este programa peleamos fuertemente con Héctor Timerman, que se enojó y me dijo que yo laburaba para Clarín diciendo esto.

Ahora,  Canciller Timerman,  hay una cámara federal que dice que no estábamos tan equivocados los que expresábamos que Irán no iba a colaborar, porque nunca colaboró y tampoco lo hizo.

 

Parte de la razón

Tapa "Parte de la Razón"

Tapa “Parte de la Razón”

“El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho… El que prefiere que los otros tengan razón… Esas personas… están salvando el mundo” Jorge Luis Borges – Los justos

En tiempos de fanatismos irracionales, de intereses subordinados, de falacias, las voces lógicas suelen desentonar. Se resisten a estar de un lado u otro de la trinchera, porque entienden que los complejos problemas del mundo no pueden reducirse a dos facciones.

Convencido de que a un coro no lo forman dos voces, Luis Novaresio se ha aplicado siempre, con rigor profesional y probada honestidad intelectual, a subrayar la paradoja de aceptar que el hombre es ambiguo en esencia, que el origen del universo es una incógnita, pero que en las cosas de la política existen doctrinas indiscutibles.

Malvinas, Dios, el dólar, el aborto, la mentira, la patria, los abusos, la droga, la rebeldía, son temas complejos y cotidianos, que el autor aborda con avidez de filósofo y pulcritud de abogado, pero sobre todo con la curiosidad del periodista que no escatima esfuerzos en conocer las diferentes versiones de la verdad.
Parte de la razón es un libro actual, profundo y, en más de un sentido, provocador: su gran virtud es invitar a que el disenso se sostenga con argumentos razonables y no se exprese a los gritos.

Comprar libro

Narcotráfico versus Rosario.

Reflexiones, por Luis Novaresio. / Especial para La Capital /20 de abril

“El kirchnerismo ha cambiado. Y lo que se está haciendo en tu ciudad es una muestra cabal de ese cambio”. El que habla en reserva es un secretario de estado del poder ejecutivo nacional que ingresa con frecuencia al despacho presidencial. No importa tanto de quién se trata sino el tenor de su afirmación. ¿Está cambiando Cristina en el ejercicio del poder cuando aún le faltan 20 meses de gobierno? La gendarmería en Rosario, la ley antipiquetes, Kicillof en el FMI, devaluación y aumento de tarifas, ¿son cambios estructurales de gobierno o necesidad de ser realistas?. [Continuar leyendo…]

Abolir el rating minuto a minuto

Termino uno de los programa de tele en los que trabajo y camino por calle Fitz Roy a casa. Todavía me zumba en el oído derecho (uso el auricular de la “cucaracha” de orden interno de ese lado para evitar quedar sordo bilateral) el pedido del productor: “Seguí. Estirá. Estamos arriba de todos. Contame otra vez la historia”.

Así se labura en los noticieros o programas de actualidad. El productor ejecutivo controla minuto a minuto la medición de audiencia y si rinde, si sube, el tema no se deja.

Tiene sentido este modo de trabajar? Si es sólo este el criterio la respuesta es no. Las reglas del mercado también pesan en los medios de comunicación. No hay dudas. Pero no pueden ser las únicas reglas. Mientras sigamos creyendo que un panorama de noticias es solamente lo que rinde en el rating habremos abdicado del sentido común y del respeto por nuestro criterio a la hora de pensar la actualidad.