LA FAMILIA ROLON

En nuestro país hay familias enteras dedicadas al arte. Hay las que hacen tango, las que pintan o esculpen, hay abuelos, padres hijos y nietos dedicados a la literatura, al cine y qué se yo a cuánta cosa más. Sin embargo, la familia Rolón es única en su especie. Distinta. Del arte, sí. Del mundo intelectual, también. Pero distinta. Es que es, antes que nada,  gente de bien, luminosa que, además, hace arte y acompaña el pensar humano.

Primero entra Sonia. Sola. Sola y valiente en su paso por  el escenario observado por miles que contenían el aliento en el teatro Coliseo de Buenos Aires el viernes pasado. No hay modo que no sea difícil cantar las palabras de Chico Novarro. Acompañada y sola, tantas madrugadas de espiar la luna y alisar el traje del baile final, desde mucho tiempo repitiendo un sueño de juegos prohibidos de escondido amor.  Es imposible. Salvo que seas Sonia Rolòn. Salvo que tengas una voz entera, cálida, amiga, sensible y que la uses para cantar compartiendo. No para exhibirla. Para compartirla.

Después es el tiempo del inconfundible Fernando Rabih. Y otra vez con ella, pura poesía. Claro: son las manos prodigiosas de Federico Mizrahi en el piano las que explican el fenómeno de crear juntos. Ese piano debe agradecer tamaño artista. Los tres ser hermanan con el espíritu de la familia Rolón.

La sangre imprime el lazo de la carne. El amor, no hay dudas, la familiaridad del deseo. Hay parentesco por consanguinidad. Pero lo hay, tan fuerte como el otro, por deseo y destino decidido por la voluntad de cada uno de nosotros. Será por eso que Carlos Nieto interpreta tan bien las ganas de que Rolón aparezca. Como un hermano de tanta ruta recorrida.  Mezcla de fóbico, sintomático, padeciente como cada uno de nosotros y de standapero amigo capaz de arrancar una risa de un dolor, el tipo abre el aire para que el licenciado venga a escena.

Gabriel es del público. Un aplauso como el que recibe lo aliena, lo ajeniza, y por un rato es de los que batimos las palmas. Vaya a saberse cómo se repone de semejante emoción pero su voz invita a escuchar y a preguntar. Como si nada. Como si en los tiempos que corren fuera tan normal escuchar y saber hacerse escuchar. Con eso, el milagro ya habría operado. Pero hay más.

El amor incondicional, el maldito amor incondicional, los celos, el deseo peleándole al deber, la repetición de un hacer que quizá esta noche haga nacer el primer paso para indagar sobre ella, el fin y el principio. No hay concesiones. Gabriel no concede. Cuenta y desmaleza.  La vida no tiene demasiado sentido, se escucha. En silencio, fuerte y se escucha. Uno no se enamora más que de lo inevitable, también  dice. Menos mal que Hugh Grant (él, somos todos) nos venga por un rato con el “sí, quiero” de Julia Roberts.  Rolón es a veces Dante y a veces Virgilio conduciéndonos a todos nosotros, a nosotros en miles, por los círculos del infierno protegidos por la esperanza de Calvino que abre la puerta de no ser un simple demonio.  “Lasciate ogni speranza, voi ch`entrate”, viene a mi mente infantil, de cuando estudiábamos de memoria la Divina Commedia.  Y sin embargo no. Gabriel augura un paso compartido para superar esa puerta oscura acompañándote en la pregunta. Ahí, Rolón, hace parir el sentido del psicoanálisis: en el camino compartido entre el licenciado y uno. Emociona. Mucho. Por suerte hay otros cerca que también lloran.

Es su hija Malena la que le pone el cuerpo desangrado a una niña que va a morir. Es la hija de Gabriel que se funde con él en un clímax irrepetible. Y es Lucas, su hijo, el que nos ayuda a sonreír viendo como de sorpresa aparece una guitarra para que Rolón cuente de su frustrada (¿?) vocación por la música y por el canto. Travesuras amorosas de una última función.

Sentada en la platea, observa emocionada la mamá de Gabriel. Escucha el recuerdo potente de su esposo  que todos en la familia extrañan (nosotros, en él,  también extrañamos)  y recibe con todo merecimiento el homenaje de su hijo que le agradece. Malena y Lucas saben que son sus amores y Cintia, sentada también por allí, lo abraza con su mirada.

Gabriel Rolón es la madera de su familia. Amante, amada, generosa, atenta. Gabriel cierra este ciclo de entrevistas abiertas diciendo que se despide. Nadie le cree. Ninguno lo desea. Y como el deseo es el mejor arquitecto de la vida, todos salimos caminando con la convicción de haber escuchado un hasta pronto en cambio de su adiós.  Nos vendría muy bien, licenciado. Por hoy, dejamos acá.

“Con la Ley de Medios nos quedamos cortos”

 

En InfobaeTV, la directora de Radio Nacional, María Seoane, analizó los medios de comunicación: “la información veraz es un derecho humano básico, cuando se miente en la tapa de un diario, se están violando los derechos humanos de la gente”.

Además se refirió a la Ley de Medios: “Nos quedamos cortos. Se les debe prohibir a las empresas de comunicación tener intereses que no sean los medios de comunicación” y aseguró: “Hay que debatir la democratización de la información cada vez más. El debate no era entre nosotros, los periodistas. El debate era entre el Estado, que debe regular esa actividad a través de una ley, y las grandes empresas de comunicación, que son grandes corporaciones”

José María Campagnoli: “Hay una tiranía de las leyes”

El fiscal de Instrucción, José María Campagnoli, en InfobaeTv analizó la situación del juez Bonadío: “Que venga una catarata de denuncias en su contra es muy preocupante, es parecido a lo que me pasó a mi. Me parece un horror que se ponga todo el interés del Estado en una persona que está haciendo su trabajo de juez. Hay una tiranía de las leyes: se aplica la ley rigurosa a aquel que molesta al poderoso. Creo que si por hacer su trabajo lo están persiguiendo se está atentando gravemente a la República”, luego, Campagnoli agregó: “Utilizar las herramientas propias del Estado para perseguir a alguien porque resulta molesta su investigación me parece muy grave, es preocupante. El juez Bonadío está haciendo su trabajo de juez, que es investigar”.

 

Marcos Aguinis: “En la Argentina se ha establecido la ineptocracia, es decir, designar gente que no es capaz pero si leal”

El escritor, Marcos Aguinis, analizó en InfobaeTV al gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández: “El modelo se reduce a dos objetivos acumular poder y dinero. A más poder mas dinero, a más dinero mas poder; ese es el modelo” y sentenció: “Si habría equilibrio cristina debería ser seriamente condenada porque ella ha sido cómplice de este modelo que se basaba en la búsqueda bulímica del poder y del dinero”. Además, Aguinis, indicó: “En la Argentina se ha establecido dos males, por un lado la ineptocracia, es decir, designar gente que no es capaz pero si leal. Después va a ser muy difícil desplazarlos; y por otro lado, el soborno al voto mediante el subsidio”
Además, Marcos Aguinis se refirió al accionar del poder judicial: “Los jueces deben ser valientes, trabajar bien, porque van a ser considerados héroes de la Nación, en cambio, los jueces que son obsecuentes del poder y cómplices de la corrupción serán detestados por la sociedad”.
Por último, el escritor opinó: “La oposición no comprendió que la inmensa mayoría del país quiere otra cosa y no logra ponerse de acuerdo”.

Un oxímoron seductor y difícil de explicar

Trabajar en la diaria con Gollán era descubrir que un oxímoron no es sólo una creación literaria. Creativo, informado, siempre presente, culto y atento al progreso a veces, obsesivo hasta la terquedad y obcecado en otras.

La Capital-25-11-2014- Trabajar en la diaria con Gollán era descubrir que un oxímoron no es sólo una creación literaria. Creativo, informado, siempre presente, culto y atento al progreso a veces, obsesivo hasta la terquedad y obcecado en otras. Atento a escuchar siempre pero intransigente en ocasiones, aunque se le dieran razones distintas. Cálido en su decir sin dejar de sentirse con derecho a recibir el trato de “usted” y el “don” delante de su nombre de pila.

A las 6 de la mañana llamaba para preguntarle al conductor de su radio si había leído un suelto de un diario perdido. A las 10, planteaba una reunión con sus editores para discutir desde los temas hasta los títulos de su mimado “de 12 a 14”. Paseaba por los estudios de televisión acompañando a sus invitados célebres guiándolos por sus amadas instalaciones de avenida Perón. A la noche (a cualquier hora, la verdad) cabía el llamado de teléfono para no olvidar algo de la agenda del día siguiente. Todos los días. Todos. Los lunes, siempre, había reunión a las 4 de la tarde con sus gerentes y algunos periodistas: con el irrepetible Nacho Suriani (¡años de gloria de Radio Dos!) se peleaban por la mirada de una opinión de coyuntura o por el recuerdo de un país que no terminaba de parir. Gollán fue el reflejo de “el negocio atendido por sus dueños”. En primera persona, siempre. Para bien y para mal. Hacer medios por el deseo de hacer medios. Sin intenciones secundarias. Vocación, de las que hoy no abundan.

Sabía que todos los presidentes, los gobernadores, intendentes, empresarios y personajes de la cosa pública lo habían escuchado. Sabía escuchar pero, sobre todo, se ganó el hacerse escuchar. No renegaba de lo hecho, ni siquiera de su paso fugaz por la función pública o de sus opiniones en tiempos controversiales. “Los errores, si los hubo, no se lloran. Se enmiendan”, solía decir. Se sentía en paz con eso.

Lo conocí cuando él tenía casi 70 años. Había sembrado en un campo suyo unos árboles que servirían para producir madera después de 6 lustros. Una inveterada metáfora de hacer planes hasta su último instante de fuerza. Como desafiando al tiempo. Y parecía que iba a poder. Es seguro que no lo consiguió con la inmortalidad.
No lo es menos que sobrevivirá como el recuerdo de un hombre intenso que amaba lo que hacía y que lo emprendía con una pasión que, me dijo cuando nos vimos por última vez, lo desvelaba: la utopía por un devenir mejor. Quizá otro oxímoron. Tan seductor y difícil de explicar como fue trabajar con él.

“La Argentina se consagró este año como un país narco”

Laura Etcharren, socióloga y especialista en narcotráfico, visitó los estudios de infobaeTV  y analizó la relación entre el narcotráfico y la Argentina: “Somos un país narco, es una marginalidad que no está sujeta al progreso a través del trabajo y la educación. Es una marginalidad sujeta a planes que en el ocio tienen una actividad tan paria que encuentran en el delito una acción para trascender e ir más allá de esos planes” y agregó: “Además hemos trascendido lo que es la formación local de pandillas, la conformación de bandas narcos, en Rosario las bandas tienen un perfil de cartel”. Luego alertó:  “Somos un país que ya pasamos todas las etapas del narcotráfico , estamos en la verdadera génesis que es el lavado del dinero”.

Para finalizar, Etcharren, denunció: “El narcotráfico necesita de una convivencia política, en la policía Bonaerense hay un sector corrupto que responde a las bandas narcos. En el caso de Rosario todos se disputan la territorialidad, incluso la policía”.

 

Un comunicador que sabe multiplicarse

Luis Novaresio se reparte entre dos ciudades, frente al micrófono y la pantalla.

luis novaresio radio la red (740x493)

La Nación- Alicia Petti- Es abogado y periodista, tiene 50 años y una trayectoria de casi 30, en la que incursionó en todos los medios. No sólo la radio sino también la gráfica y la TV son para el rosarino Luis Novaresio gran parte de su forma de vida. Conduce Empezando el día, por La Red, de lunes a viernes, de 6 a 8, con estilo cálido y cordial, atento a la actualidad política, sin dejar de lado otras temáticas que hacen que su ciclo haya tenido con el correr de los meses un crecimiento constante.

“Siento que ha sido un año de enorme cosecha de lo que he estado sembrando. No sólo acá, en la Capital, sino también en Rosario. Casi podría jubilarme. Empiezo a sentir un gran reconocimiento de algunos que piensan como yo y de otros que no piensan como yo, pero que saben que a la hora de ser entrevistados o de participar de un programa hay buena fe en lo que estoy diciendo. Eso me parece muy importante. La notoriedad me parece algo superficial. En todo caso, me estoy sintiendo muy respetado”, dice con el énfasis que lo caracteriza.

En estos tiempos en los que se habla de periodismo militante, él dice que hay que militar en la rigurosidad, en la información y en las viejas cinco preguntas. “Hay que volver al oficio de preguntar, a escuchar al otro”, confirma este gran comunicador, que, además de la radio, tiene su columna en el noticiero vespertino de América, así como también en Desayuno americano, y participa alternativamente en Intratables y escribe en Infobae.

“Yo me siento un excéntrico: puedo caminar para un lado o para el otro, sintiéndome identificado con lo que se está diciendo y sin importarme tanto quién lo está diciendo. Eso genera cierto respeto. Al principio desconcierta, porque la gente se pregunta si soy oficialista o no. La gente me valora cuando se da cuenta que opino de acuerdo a mi leal saber y entender. Y los oyentes así lo entendieron y han posicionado al programa de la mejor manera. Estamos terceros en la medición por primera vez en la historia de La Red. Valoro mucho el acompañamiento y la libertad que nos dan desde la dirección de la radio, con Agustín Vila a la cabeza, que es un joven director de radio, abierto, educado, amable, que me dice que no enloquezca con la medición, que me concentre en hacer un buen programa. Podés informar y tener una agenda, pero la rigurosidad no está reñida con la amabilidad y el sentido del humor”, concluye.

Jorge Asís: “La Doctora se va a resignar a bendecir a Scioli no tiene otra alternativa”

Jorge Asís, periodista y escritor, visitó los estudios de InfobaeTV y analizó la situación política de la Argentina: “El problema de la doctora hoy es político, no es de salud. Tiene un ámbito de decisiones muy chico, ella habla con muy poca gente, entre ellos: Máximo, Wado, Zannini y Kicillof”

“La Doctora decidió irresponsablemente que la Argentina caiga en el descenso del default y simultáneamente lo niega”

Por otro lado se refirió a los posibles candidatos para el 2015: “La Doctora se va a resignar a bendecir a Scioli no tiene otra alternativa. Necesita tener la mayor cantidad de diputados posibles.
A Randazzo lo van a obligar a ir por la gobernación de la provincia de Buenos Aires”.

Luis Cevasco: “La designación de un fiscal es tan importante en nuestro sistema como la de un juez”

Luis Cevasco, Presidente de la Asociación Argentina de Fiscales, dialogó con InfobaeTV sobre el nuevo Código Procesal Penal, el cual permitiría a la Procuradora General de la Nación Alejandra Gils Carbó crear nuevas fiscalías generales ante las cámaras de apelaciones que tienen más de una sala: “La preocupación aparece cuando se pretenden hacer designaciones masivas sin una regulación clara y sin el respeto a los debidos escalafones de personal” y agregó: “Parece una cuestión numérica e improvisada. El procurador debe tener reglamentaciones que expliquen cómo deben designarse los empleados, funcionarios y magistrados”.