Claudio Zuchovicki: “La decisión de Morgan Stanley de postergar el ascenso a mercado emergente fue más política que económica”

21-06-2017- Claudio Zuchovicki habló con Luis Novaresio y explicó por qué Morgan Stanley postergó el ascenso del mercado local a la categoría de “emergente”.”Seguramente esperará las elecciones”, expresó.

#Novaresio910
Lunes a viernes de 6 a 9 horas.
Radio La Red AM910
lared.am

Juan Grabois: “Acá se sobreinterpreta políticamente al Papa”

20-06-2017- Juan Grabois, dirigente social cercano al Papa Francisco, habló con Luis Novaresio. Descartó que la postergación del sumo pontífice de visitar al país sea por cuestiones políticas. Sugirió que “puede llegar a tener más que ver con algunas situaciones de la iglesia argentina que por la relación con el Gobierno”.

#Novaresio910
Lunes a viernes de 6 a 9 horas.
Radio La Red AM910
lared.am

Apenas sesenta días

Elecciones 2017. Siete de cada diez argentinos no sabe para qué irá a las urnas dentro de dos meses. Tal vez haya que buscar las razones en hábitos partidarios más centrados en los egos que en el deseo de construir un proyecto.

 

Siete de cada diez argentinos no tiene la menor idea de qué va a votar en exactos setenta días. No se trata de no saber a qué candidato sino que, peor, no se tiene noción del porqué y para qué de las elecciones primeras abiertas y simultáneas que se celebrarán el 13 de agosto. Esto lo revela una encuesta terminada hace menos de 72 horas y que va a ser publicada por una ONG dedicada a la transparencia institucional.

[Continuar leyendo…]

Construyendo la campaña

La mira en la campaña. Para los funcionarios nacionales son días de nerviosismo. Por un lado esperan los resultados de la investigación sobre corrupción en Brasil y, por otro, ver cómo impacta en las inversiones en Argentina.

La escena es impactante cuando se la ve desde afuera. Hay archivos de computadora que se envían y su descarga consume la adrenalina de los funcionarios como si se tratara de la clave para desactivar una bomba. Otros, visitan oficinas de ministros y secretarios con anotaciones que descifrarían “el” enigma definitivo. Ni hablar de los teléfonos. Se escuchan respuestas telegráficas pero contundentes. “Es mañana”. “No va a haber lista”. “Olvidate. Va a salpicar fuerte”.

En el gobierno nacional se viven horas de mucho estrés con el denominador común de la campaña electoral. La ansiedad tiene dos vertientes. Conocer el resultado de las investigaciones anticorrupción del Brasil que afectaría a muchos argentinos de la política y del empresariado y, por el otro lado, monitorear el efecto en la economía real de las inversiones estatales en infraestructura. “Es una paradoja”, sonríe un ministro. “La suerte está echada para saber cuánta coima se cobró por la obra pública y cuántos votos nos da la misma obra pública”, agrega.

[Continuar leyendo…]

La espiada

La denuncia de Lilita. Carrió dijo que es perseguida por la Secretaría de Inteligencia y golpeó así nada menos que al presidente de la Nación. ¿Se prepara a quebrar la alianza gobernante?

 

Hay que quedarse tranquilos. Ella siempre que rompió lo hizo en una fuerza que estaba derrotada. Ahora Lilita le tomó el gusto a ganar. No se va a ir”. El que afirma esto en estricto off es uno de los amigos de la vida de Mauricio Macri, devenido hoy en secretario de Estado. Sucede que en la Casa Rosada el personaje más mentado por los pasillos es Elisa Carrió y todos tienen una interpretación sobre sus reacciones por estos días. ¿Rompe? ¿Quiebra la alianza gobernante? ¿Se lanza a la guerra contra el presidente? ¿Pega para ganar espacio en las listas o en sus decisiones? Todo eso se especula. “Ella se fue del radicalismo cuando De la Rúa iba a colapsar. En el ARI se cansó de perder. Cuando estuvo con Margarita cosechó votos institucionales pero sin aspiración de ejercicio de poder real. Ahora es distinto: Cambiemos la hizo gobierno y eso le gusta”, completó el mismo funcionario.

[Continuar leyendo…]

Sentimientos en blanco y negro

La grieta. La dialéctica amigo-enemigo del kirchnerismo sacudió de manera clara las relaciones humanas entre los argentinos y “talibanizó” el pensamiento político, pero no se sepultó con el cambio de gobierno.

Uno de los candidatos de la oposición que en octubre se convertirá seguro en legislador nacional mandó encuestar, aparte de su caudal de votos, cuáles son los sentimientos que aglutinan al electorado. Su sorpresa, compartida con un par de periodistas a los que les pidió reserva de los resultados, es que lo que parece motivar al 70 por ciento de los votantes es el odio y el miedo. No hay metáfora. Las dos palabras son las que resumen el principal motivo de elección. Sea desprecio o temor a la gestión pasada o que pudiera venir de Cristina Kirchner, sea el rechazo visceral al actual gobierno de Mauricio Macri y miedo a que sea más gravoso para las mayorías.

[Continuar leyendo…]

La Corte de Justicia y la corte de Scioli

Las marchas en todo el país contra el 2×1 fueron un cachetazo no sólo para el máximo tribunal sino para todos los poderes constituidos. El derrape del ex candidato presidencial dispara una pregunta: ¿cuál es el límite en política?

 

La Corte Suprema de justicia tiene decidido cerrar el mes de mayo con una nueva postura en materia de la aplicación del 2×1 a delincuentes de lesa humanidad. Carlos Rosenkrantz se sentó, cara a cara, con Ricardo Lorenzetti y le dijo que estaba dispuesto a firmar con el presidente del cuerpo y con Juan Carlos Maqueda una postura contraria a la que pocos días antes había rubricado. El taparrabos jurídico nació del Congreso nacional que votó una ley muy vidriosa desde lo jurídico pero efectiva desde lo político.

Todos los diputados (menos el inclasificable salteño Alfredo Olmedo, el de la campera amarilla) y todos los senadores sancionaron una ley que aclara otra ley que está derogada. Probemos pensar esta idea otra vez: el Congreso sanciona una ley que modifica una ley que ya no existe. Raro. Los alumnos de las facultades de Derecho locales podrán ser de los privilegiados que le cuenten a sus colegas del planeta semejante invención argenta. Como si fuera poco, la misma ley que analiza una muerta quita garantías penales de forma retroactiva. Algunos aseguran que desde Ulpiano a esta parte, los amantes del sentido común en el derecho se retuercen en la tumba.

[Continuar leyendo…]

Una suprema injusticia

El fallo inexplicable. La decisión de la Corte Suprema de aplicar el cómputo del 2×1 a un condenado por delitos de lesa humanidad concede un beneficio inaudito para casos inprescriptibles e inamnistiables.

Se suele afirmar con toda razón que los administradores del Poder Ejecutivo y los legisladores deben dar cuenta de sus actos y explicar sus errores u omisiones. La crisis del “que se vayan todos” puso foco en presidente y ministros y, especialmente, diputados y senadores. En una República, uno debería preguntarse además por los jueces. ¿Son pasibles de reclamo y enojo como el resto de los servidores públicos? ¿Por qué cuando se reclama por la impunidad, la falta de calidad institucional se relega la queja hacia los jueces?

Con contadas excepciones que tuvieron más que ver con caricaturas del disparate como las de Norberto Oyarbide, algunos investigadores de la corrupción lentos y encubridores como tortugas o magistrados indecentes que se han enriquecido de manera grosera en su función, la corporación judicial ha salido –y sale– indemne de los reclamos populares de transparencia, eficiencia y rendición de cuentas de sus actos. Todavía hay jueces que creen que pueden hablar por sus sentencias o que pueden seguir escribiendo sus resoluciones para el laboratorio jurídico sin importar si los ciudadanos a los que sirven lo entienden. Peor: hay fiscales que representan a la sociedad en el proceso penal que piensan lo mismo. Un oxímoron irritante.

 

[Continuar leyendo…]