Elogio de la tibieza

Elecciones 2017. En la Argentina de hoy, criticar a Macri y a Cristina a la vez es algo que no se entiende ni acepta. Ahí está el ejemplo de Tomás Abraham para probarlo. “Me quedé solo”, dice el filósofo.

 

“Siento que me he quedado solo. Criticar a la vez a Cristina y a Mauricio te deja solo”. El que habla con este cronista es el filósofo Tomás Abraham. No hace falta recordar demasiado el currículo de este pensador, docente de la Universidad de Buenos Aires y visitante de muchas casas de altos estudios del mundo, discípulo de Michel Foucault, con quien estudió en París en los años ‘60 y donde vivió cerca de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir el mayo de la imaginación al poder. Autor, también, de decenas de libros de ensayos filosóficos y sociológicos a más de ficción.

Abraham sostiene que el gobierno de Mauricio Macri ha agravado la pobreza. De hecho, lo critica diciendo que el PRO desconoce qué cosa es la pobreza por su procedencia de familias que jamás supieron de una carencia. Sin embargo, a quien haya leído y seguido a este intelectual no debería sorprenderlo que fue y es tanto o más crítico de los 12 años de gobiernos K, a los que define como una estafa y chantaje ideológicos, acusándolos de haber clausurado la posibilidad de circulación de la palabra y del pensamiento. “El kirchnerismo se apropió de banderas que no le eran propias y le negó el derecho a los demás de opinar. «Yo soy lo que está bien», auto decretaron, y el que no comparte es el que está mal”, dice Abraham.

[Continuar leyendo…]

Cristina no existe, para algunos

 

 

Elecciones 2017. En Cambiemos están convencidos de que la ex presidenta ya es cosa del pasado y apuestan centrar la pelea electoral en distritos como Córdoba y Santa Fe, donde la pelea con el socialismo es feroz.

El macrismo ignorará a Cristina Kirchner en la pelea de campaña electoral hacia octubre de este año. “No hay que mencionarla. No tiene sentido subirla a nuestro ring”, le dijo a este cronista uno de los secretarios de Estado que ocupa un amplio y luminoso despacho en el primer piso de la Casa Rosada. De espaldas a su biblioteca, en la que lucen imágenes religiosas y líderes espirituales de distintas procedencias, el hombre, amigo (de verdad) del presidente, explicó el diagnóstico: “Nosotros no vamos a poder limarle ni un solo voto. El que vota a CFK jamás nos votaría. En todo caso, podría cambiar por Florencio Randazzo o Sergio Massa. Ellos tienen que dar la pelea con ella. El lema que hay que dejar grabado en nuestros candidatos es «Cristina no existe»”, graficó con toda precisión.

 

[Continuar leyendo…]

Nos molesta la ley

Elecciones 2017. Esta semana se escuchó un extraño coro de voces que proponen eliminar las elecciones primarias que incluyó a la propia jueza María Romilda Servini, la encargada de velar por su legalidad.

 

Las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias del 13 de agosto han sido condenadas al fracaso. La clase dirigente con relevancia y ahora la justicia electoral las han pervertido sin chances de apelación. La jueza María Romilda Servini dijo que hay que suspender las Paso por “costosa y trabajosa”. A ver si queda claro: la magistrada que debe decidir si está bien penar a un ciudadano que no va a votar le está diciendo a ese mismo argentino que la sanción que ella puede discernir cabría en un hecho que no vale la pena. Bienvenidos al disparate del desprecio de la norma en la República Argentina.

[Continuar leyendo…]

Apenas sesenta días

Elecciones 2017. Siete de cada diez argentinos no sabe para qué irá a las urnas dentro de dos meses. Tal vez haya que buscar las razones en hábitos partidarios más centrados en los egos que en el deseo de construir un proyecto.

 

Siete de cada diez argentinos no tiene la menor idea de qué va a votar en exactos setenta días. No se trata de no saber a qué candidato sino que, peor, no se tiene noción del porqué y para qué de las elecciones primeras abiertas y simultáneas que se celebrarán el 13 de agosto. Esto lo revela una encuesta terminada hace menos de 72 horas y que va a ser publicada por una ONG dedicada a la transparencia institucional.

[Continuar leyendo…]

Construyendo la campaña

La mira en la campaña. Para los funcionarios nacionales son días de nerviosismo. Por un lado esperan los resultados de la investigación sobre corrupción en Brasil y, por otro, ver cómo impacta en las inversiones en Argentina.

La escena es impactante cuando se la ve desde afuera. Hay archivos de computadora que se envían y su descarga consume la adrenalina de los funcionarios como si se tratara de la clave para desactivar una bomba. Otros, visitan oficinas de ministros y secretarios con anotaciones que descifrarían “el” enigma definitivo. Ni hablar de los teléfonos. Se escuchan respuestas telegráficas pero contundentes. “Es mañana”. “No va a haber lista”. “Olvidate. Va a salpicar fuerte”.

En el gobierno nacional se viven horas de mucho estrés con el denominador común de la campaña electoral. La ansiedad tiene dos vertientes. Conocer el resultado de las investigaciones anticorrupción del Brasil que afectaría a muchos argentinos de la política y del empresariado y, por el otro lado, monitorear el efecto en la economía real de las inversiones estatales en infraestructura. “Es una paradoja”, sonríe un ministro. “La suerte está echada para saber cuánta coima se cobró por la obra pública y cuántos votos nos da la misma obra pública”, agrega.

[Continuar leyendo…]

La espiada

La denuncia de Lilita. Carrió dijo que es perseguida por la Secretaría de Inteligencia y golpeó así nada menos que al presidente de la Nación. ¿Se prepara a quebrar la alianza gobernante?

 

Hay que quedarse tranquilos. Ella siempre que rompió lo hizo en una fuerza que estaba derrotada. Ahora Lilita le tomó el gusto a ganar. No se va a ir”. El que afirma esto en estricto off es uno de los amigos de la vida de Mauricio Macri, devenido hoy en secretario de Estado. Sucede que en la Casa Rosada el personaje más mentado por los pasillos es Elisa Carrió y todos tienen una interpretación sobre sus reacciones por estos días. ¿Rompe? ¿Quiebra la alianza gobernante? ¿Se lanza a la guerra contra el presidente? ¿Pega para ganar espacio en las listas o en sus decisiones? Todo eso se especula. “Ella se fue del radicalismo cuando De la Rúa iba a colapsar. En el ARI se cansó de perder. Cuando estuvo con Margarita cosechó votos institucionales pero sin aspiración de ejercicio de poder real. Ahora es distinto: Cambiemos la hizo gobierno y eso le gusta”, completó el mismo funcionario.

[Continuar leyendo…]

Sentimientos en blanco y negro

La grieta. La dialéctica amigo-enemigo del kirchnerismo sacudió de manera clara las relaciones humanas entre los argentinos y “talibanizó” el pensamiento político, pero no se sepultó con el cambio de gobierno.

Uno de los candidatos de la oposición que en octubre se convertirá seguro en legislador nacional mandó encuestar, aparte de su caudal de votos, cuáles son los sentimientos que aglutinan al electorado. Su sorpresa, compartida con un par de periodistas a los que les pidió reserva de los resultados, es que lo que parece motivar al 70 por ciento de los votantes es el odio y el miedo. No hay metáfora. Las dos palabras son las que resumen el principal motivo de elección. Sea desprecio o temor a la gestión pasada o que pudiera venir de Cristina Kirchner, sea el rechazo visceral al actual gobierno de Mauricio Macri y miedo a que sea más gravoso para las mayorías.

[Continuar leyendo…]

La Corte de Justicia y la corte de Scioli

Las marchas en todo el país contra el 2×1 fueron un cachetazo no sólo para el máximo tribunal sino para todos los poderes constituidos. El derrape del ex candidato presidencial dispara una pregunta: ¿cuál es el límite en política?

 

La Corte Suprema de justicia tiene decidido cerrar el mes de mayo con una nueva postura en materia de la aplicación del 2×1 a delincuentes de lesa humanidad. Carlos Rosenkrantz se sentó, cara a cara, con Ricardo Lorenzetti y le dijo que estaba dispuesto a firmar con el presidente del cuerpo y con Juan Carlos Maqueda una postura contraria a la que pocos días antes había rubricado. El taparrabos jurídico nació del Congreso nacional que votó una ley muy vidriosa desde lo jurídico pero efectiva desde lo político.

Todos los diputados (menos el inclasificable salteño Alfredo Olmedo, el de la campera amarilla) y todos los senadores sancionaron una ley que aclara otra ley que está derogada. Probemos pensar esta idea otra vez: el Congreso sanciona una ley que modifica una ley que ya no existe. Raro. Los alumnos de las facultades de Derecho locales podrán ser de los privilegiados que le cuenten a sus colegas del planeta semejante invención argenta. Como si fuera poco, la misma ley que analiza una muerta quita garantías penales de forma retroactiva. Algunos aseguran que desde Ulpiano a esta parte, los amantes del sentido común en el derecho se retuercen en la tumba.

[Continuar leyendo…]

Una suprema injusticia

El fallo inexplicable. La decisión de la Corte Suprema de aplicar el cómputo del 2×1 a un condenado por delitos de lesa humanidad concede un beneficio inaudito para casos inprescriptibles e inamnistiables.

Se suele afirmar con toda razón que los administradores del Poder Ejecutivo y los legisladores deben dar cuenta de sus actos y explicar sus errores u omisiones. La crisis del “que se vayan todos” puso foco en presidente y ministros y, especialmente, diputados y senadores. En una República, uno debería preguntarse además por los jueces. ¿Son pasibles de reclamo y enojo como el resto de los servidores públicos? ¿Por qué cuando se reclama por la impunidad, la falta de calidad institucional se relega la queja hacia los jueces?

Con contadas excepciones que tuvieron más que ver con caricaturas del disparate como las de Norberto Oyarbide, algunos investigadores de la corrupción lentos y encubridores como tortugas o magistrados indecentes que se han enriquecido de manera grosera en su función, la corporación judicial ha salido –y sale– indemne de los reclamos populares de transparencia, eficiencia y rendición de cuentas de sus actos. Todavía hay jueces que creen que pueden hablar por sus sentencias o que pueden seguir escribiendo sus resoluciones para el laboratorio jurídico sin importar si los ciudadanos a los que sirven lo entienden. Peor: hay fiscales que representan a la sociedad en el proceso penal que piensan lo mismo. Un oxímoron irritante.

 

[Continuar leyendo…]

Todos somos Matías Bagnato

01-05-2017  – La masacre de Flores. Sus padres y sus hermanos fueron asesinados. El hombre que los mató, que lo amenazó sistemáticamente por teléfono estos años, puede salir de la cárcel gracias al régimen de libertades anticipadas.

 

Matías es un chico encantador. Quizá no corresponda decirle chico porque es un hombre que ya pasó los 30. Sin embargo, cada vez que uno habla con él resplandece su costado juvenil. Su mirada, siempre lo pensé, guarda algo de un adolescente. Su presencia luce como la de un chico.

Es raro. Porque justo en esa etapa de su vida, a sus 17, se estrelló sin previo aviso con la adultez. Si es verdad que uno se “hace grande” cuando pierde a sus padres, Matías entró a la mayoría de edad un 17 de febrero de 1994 cuando Fructuoso Alvarez González cumplió la amenaza que venía profiriendo e incendió la casa en donde dormía este chico. Entre las llamas murieron el dueño de casa, José Bagnato, su mujer, Olga Plaza, los papás de Matías, y los hijos de ellos: Fernando de 14 años, Alejandro de 9 y un amiguito que se había quedado a dormir esa noche, Nicolás Borda, de 11 años. En un instante, Matías quedó sin padres ni hermanos.

Según el expediente y algunas constancias judiciales, el padre de Matías le debía unos 200 mil pesos al asesino. Como no se los pagaba le advirtió: “Voy a matar a toda tu familia. Les voy a prender fuego. A todos”. Pudo hacerlo, salvo con Matías que logró saltar por una ventana que daba a una especie de jardín cuando el humo lo ahogaba y tomó conciencia de que no podía salvar a nadie de su sangre.

El asesino fue capturado cuatro días más tarde y condenado a perpetua en noviembre de 1995. En 2004, merced al concepto de extrañamiento que supone que un extranjero que cumplió la mitad de la condena puede pedir ser enviado a su país de origen, fue extraditado a España para que completara la pena allí. En 2008 lo liberaron, pero este año se supo que había falseado datos para lograrlo y volvieron a ordenar su captura. Alguien se “equivocó” con el cálculo de los días de prisión. Desde entonces, sin solución de continuidad, el homicida amenazó telefónicamente a nuestro chico. “No te me vas a escapar. Te voy a matar”.

[Continuar leyendo…]