Guillermo Montenegro: “En esta elección nos jugamos mucho”

El exministro afirmó que no sirve aumentar las penas para garantizar más seguridad

Es un tipo frontal. Supo ser la voz oficial de todo el PRO en materia de seguridad. Exfiscal, exjuez, Guillermo Montenegro, el “gordo” para todos en el partido, salió del círculo rojo del partido del presidente cuando decidió apoyar a su amiga Gabriela Michetti en las internas comunales que perdió frente a Horacio Rodríguez Larreta. Algunos vieron su designación en la embajada de Uruguay como un exilio mullido. Sin embargo, su peor momento político fue con la denuncia en su contra por supuesto espionaje ilegal desde el gobierno de la ciudad, causa por la que fue sobreseído en 2015.

Hoy, vuelve al país a integrar la lista de diputados nacionales de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. “Se juegan muchas cosas en esta elección. Es el futuro o el pasado”, le dice Guillermo Montenegro a Infobae TV.

Elogia de manera incondicional a la gobernadora María Eugenia Vidal, evita polemizar con Cristina Kirchner y es mesurado respecto de algún vaticinio del resultado electoral. Insiste con que endurecer las penas no sirve para bajar la inseguridad y habla de sus ex colegas jueces federales. Aquí, la entrevista:

Video Entrevista Completa

— ¿Contento de saltar el charco para el otro lado?

— Es dual. Porque la verdad que el trabajo que realicé como embajador fue muy gratificante. Con el Uruguay en general, con el gobierno uruguayo en particular pero la verdad que fue muy gratificante. Estar en la relación que teníamos con Uruguay y la que tenemos hoy me parece que fue muy bueno. Pero muy contento también de acompañar a Mariu Vidal en esta etapa ¿No? Me parece que los cambios que se iniciaron en la provincia, lo que tiene que venir, para mí es un honor y un orgullo acompañarla a ella y representar a los bonaerenses.

— Algunos dicen por la venida tuya y de otros a las listas es porque se está jugando algo muy particular en esta elección intermedia ¿Es así?

— Yo creo que lo más importante es lo que se está jugando en general. Y es lo que tiene que ver con la deuda que tiene la provincia de Buenos Aires con los bonaerenses. Cuando vos ves que recién ahora está el 93 por ciento del territorio cubierto por el 911, cuando el 40 por ciento de la gente solamente tiene cloacas, decís el número de emergencia, llamo y no tengo a nadie del otro lado, no tengo cloacas ¿Viste? Es la indignidad extrema. Y hoy lo veía yo a Mauricio inaugurando una obra que le va a cambiar la vida a 4 millones de personas y decís ¿Esto está bueno o estamos pagando? Y yo creo que esto de empezar a generar los cambios como los está generando Mariu en la provincia es algo que uno no puede estar lejos de eso ¿No? A mí me motiva involucrarme como bonaerense y viviendo en la provincia. Digo, me parece que esto es muy, muy importante.

Creo que dentro de la elección se juegan muchas cosas pero lo más importante que se juega es si estamos como yo creo que estamos resolviendo los problemas de los bonaerenses y que confíen en que lo vamos a seguir haciendo.

— ¿Qué explicación política le encontras a que Cristina Fernández de Kirchner conserva, no importa el número, porque va de 25 a 35, lo que sea, pero una cuarta parte por lo menos del electorado?

— Están representados todos, y hay un grupo importante de argentinos que bueno, que entienden que ese es el camino. Y yo básicamente creo que el camino es otro, el camino es el cambio porque la verdad que si vos te pones a pensar particularmente en la provincia de Buenos Aires que durante 28 años y estamos donde estamos quiere decir que hay una deuda importante de la política con la provincia. Y que tiene que ver porque nunca hubo políticos en la provincia que se ocuparan de la provincia sino pensaban la provincia como un salto a ¿No? Y esto lo explicó claramente Mariu diciendo yo no quiero ser presidente. Nuestra lista es una lista muy clara, ninguno quiere ser ni presidente ni quiere tener fueros ni quiere manejar un espacio políticos, nosotros, lo nuestro es el problema que tienen los bonaerenses hoy en la provincia de Buenos Aires. Y yo creo que esto es lo que hoy se está discutiendo, si nosotros realmente logramos interpretar cuáles son las falencias que había y a los que les llegaron poder comunicarlo y hablarlo y contarle y a los que no les llegaron que confíen en que nosotros estamos haciendo y que ya les va a llegar.

— Como ex juez. ¿cómo miras las causas de corrupción que por ejemplo involucran a la ex presidenta o a parte del gabinete? Digo ¿Hay timming político, hay lentitud política?

— No, yo creo que lo más importante en ese tipo de casos es que la política esté al costado y generar un Poder Judicial fuerte, independiente y que los buenos jueces uno tiene tranquilidad de que tienen que investigar y que no importa a quién investiguen. Y me parece que esa es la llave de todo. Vos decís qué es lo más importante para el Poder Judicial, que haya independencia, que sean buenos. En mi caso yo no tengo miedo a los buenos jueces porque en definitiva como sé que no cometo delito no tengo miedo, por mí que investiguen todo lo que quieran. Creo que eso de hablar de tener una Justicia que esté de acuerdo con el poder político es un error y además me parece que nos lleva a un lugar muy feo. Lo más importante es centrarnos en que haya muy buenos jueces y todos vamos a seguir mucho más tranquilos.

— Pero digo, hay causas obvias, de prueba inmediata, bolsos. Y sin embargo todavía no hay condena. ¿Hay un tiempo judicial por mérito de los jueces, por demérito del sistema procesal o qué para que esto no aparezca?

— Yo creo que hay una combinación de que todos tenemos que trabajar de una manera diferente en dar mejores herramientas a la Justicia, dar mejores herramientas a la policía, en que el poder político asuma algunas responsabilidades en el cambio de alguna legislación. Creo que es un combo importante que tiene que ver con los cambios que se están generando también ¿No? Esto cuando uno lo ve desde lo legislativo decís bueno, cuáles son las mejores herramientas que tendría un juez y después podes decir si las está aplicando o no las está aplicando. Pero hay que buscar las mejores herramientas y que los tres poderes del Estado estén involucrados en temas de seguridad, en temas de corrupción. O sea, todos estamos involucrados para buscar soluciones ¿No? Y que la Justicia es parte importante de una planificación integral de la seguridad en cuanto a una buena respuesta de las investigaciones, a las investigaciones de corrupción policial por un lado y a las investigaciones de robo, hurto, narcotráfico por otro. Eso me parece que es muy importante y hay que buscar herramientas como hay en otros países y me parece que esto es lo más importante.

— Todo indica que vas a ser diputado nacional y vas a tener que lograr consensos porque no hay mayorías. Con quién es más fácil crees el consenso ¿Con la agrupación de Sergio Massa y Stolbizer, con el kirchnerismo?

— Mira, yo aspiro a una cosa que tiene que ver con la provincia de Buenos Aires de poder juntarnos con todos los diputados que representamos a la provincia de Buenos Aires sin importar el color político y a partir de ahí empezar a buscar qué cosas podemos mejorar para los bonaerenses. Uno cuando lo ve dice bueno, el diputado de Salta cuando vuelva a Salta tiene que explicar qué hizo ¿No? Y cuando vuelve el fin de semana “Vos votaste esto” “Vos hiciste esto” “Qué hiciste para la provincia.” Y el bonaerense da la sensación de que no ¿Viste? De que está como… Me parece eso de juntarnos y decir bueno muchachos, no importa el color político, qué hacemos para que los bonaerenses vivan mejor, después discutamos la política ¿No?

Yo digo en el cómo puede haber alguna diferencia pero en el fondo no puede haber una diferencia, que nosotros tenemos que hacer que los bonaerenses vivan mejor, que haya más gente con cloacas, más gente cubierta por el 911, más gente con la posibilidad de una movilidad de excelencia. Vos decís bueno, todo esto es clave. Y me parece que esa es la discusión que hay que dar en el Congreso y no creo que sea con espacios sino buscar el consenso y el diálogo con las personas. Nosotros sin ir más lejos en la Ciudad de Buenos Aires nunca tuvimos mayoría, los 8 años que gobernó Mauricio la Ciudad de Buenos Aires no tuvo mayoría e incluso hasta la ley de creación de la policía metropolitana fue con un consenso del kirchnerismo en ese momento. Con lo cual yo creo que se puede, teniendo en cuenta que era una necesidad de la gente y que eso es lo clave, es la forma de buscar un diálogo para lograr los consensos pensando en la gente.

— Se supone que vas a asumir en la Cámara de Diputados y hoy está en discusión la presencia o no de De Vido ¿Debería estar De Vido cuando asumas como diputado?

— No, yo creo que no. Y además los fueros son algo que me hace ruido. El otro día lo hablábamos los cinco candidatos, estábamos con Toti, Esteban, Gladys, Graciela y yo, los cinco tuvimos fueros, ellos cuatro fueron diputados, yo fui 10 años fiscal federal y 5 años juez y la verdad que nunca los usé. Y al verdad que casi quedó en antiguo, que el fuero era algo que tenía el legislador por si lo detenían por lo que decía en el recinto o que no lo detuvieran cuando iba hacia el recinto. No, el legislador no quiso que fuera la posibilidad de que una persona que cometiera delitos, y más en corrupción en contra del Estado…

— Chicaneara el proceso, claro.

— No, no, te voy a cuidar a vos por lo que decís y porque representas al pueblo, esto el derecho constitucional viejo ¿No? Y ahora cuando vos lo ves que está usado desde un lugar de guarida como dice mi hijo, no, esto no me gusta. Con lo cual nosotros somos ciudadanos de a pie y esto me parece que también es importante hacérselo saber a la sociedad en este caso puntual de De Vido pero me parece que también hay que generar un proyecto distintivo de todos los bloques y decir miren muchachos, nosotros no… Yo miedo a la justicia no le tengo, el que le tenga miedo que se haga cargo él, no tengo ningún problema.

— Sos un experto en seguridad y siempre la Argentina debate lo mismo, hay que endurecer las penas o no, hay que bajar la edad de imputabilidad penal o no de los menores. ¿Qué opinas de estos dos temas?

— Mira, yo creo que ninguno de los dos en el mundo tuvieron resultados positivos. O sea, si vos los tomas como medidas aisladas estás en un problema. O sea, me parece que tiene que haber una modificación integral del sistema penal, dentro del cual también hay que modificar el sistema penal juvenil, pero no como una medida aislada, me parece que esto es en un contexto en donde sobre todo en esta semana que hubo un debate muy fuerte en donde hoy cambió la realidad, que hoy tenes que hay cada vez chicos más chicos que cometen delitos, que esto tiene que ver con un abordaje integral que es cómo haces para que esos chicos no estén cerca del delito y cómo trabajas sobre la primera infancia, sobre el Estado en un barrio, sobre proyectos y procesos que a vos te lleven a que haya menos chicos cerca de eso, y después buscar una variable que cuando yo he entrado en ese sistema, que quiere decir que nosotros estamos fallando, nosotros como sociedad estamos fallando si esto es lo que está ocurriendo, es cómo también salimos de ese lugar. Pero solamente bajando la edad de imputabilidad, decir bajo la imputabilidad, endurezco las penas, yo no creo que ninguna persona que va a cometer un delito sepa cuál es la escala penal del delito que va a cometer.

— Hacer un efecto sicológico por la pena, un temor. Vamos a decir la verdad, es de laboratorio eso.

— Me parece que no. Y además está demostrado que no ha bajado el delito endureciendo las penas. Me parece que la reforma tiene que ser integral, tiene que ser una reforma compleja en donde también se puedan discutir nuevas figuras penales, dentro del proceso cómo actúan los distintos actores. Pero no como medida aislada, esa medida aislada me parece que nos lleva al mismo lugar, a esto de ir tapando baches y que en definitiva no vas a generar cambios a largo plazo que es lo que todos pretendemos.