La mano dura de Patricia

Debate. La ministra Bullrich convenció al presidente Macri de la necesidad de un cambio de paradigma respecto de la actuación de las fuerzas de seguridad. Ahora, ante la duda, se presume legal lo actuado.

Patricia Bullrich convenció al presidente sobre la política denominada de “mano dura contra la delincuencia”. No forma parte del pequeñísimo círculo de los ojos y oídos presidenciales pero el primer mandatario está encantado con su ministra en materia de Seguridad. En realidad, Bullrich no hizo ningún gran esfuerzo para que sus argumentos respecto de respaldar a las fuerzas de seguridad fueran tomados. Eso piensa el presidente y ella los expresa de una forma que le agrada.

La “Piba” cuenta con un no menor grado de resistencia entre sus colegas de gobierno. Hacia adentro de su ministerio, en voz baja, sus subalternos no son de prodigarle muchos elogios. Su número dos, Eugenio Burzaco, está en un nivel de exposición menos diez a raíz, es cierto, del affaire de su hermano con la AFA y la Fifa pero también por orden de Bullrich. Los que rodean al secretario de Seguridad, aseguran que todo el año pasado él trabajó y la que puso la cara en los medios fue su jefa. No sólo es Burzaco el que tiene vedada la palabra en público. Nadie más que ella suele aparecer ante los micrófonos.

[Continuar leyendo…]